Tea&Be

Consejos para hacer un té frío de verano

 en Design

Antes de entrar en cómo elaborar tu té o infusión fría perfecta, nos gustaría explicaros por qué es tan importante hidratarse bien.

Ahora que se acerca la ola de calor, no podemos jugar con ello porque nuestro cuerpo lo necesita más que nunca.

¿Por qué es tan importante hidratarse?

El agua es el principal componente del cuerpo. Este posee un 80% de agua al nacer y un 60% cuanod ya eres adulto. Aproximadamente el 68% de este agua se encunetra en el interior de las células y el resto circula en la sangre.

El agua del organismo no se gasta solo al sudar o en la orina, sino que también perdemos agua al digerir los alimentos y metabolizarlos. Incluso al respirar podemos perder hasta un 20% del agua del organismo. Pero el agua es un vehículo necesario para que se realicen la mayoría de las funciones vitales, así que debemos reponerla todas las veces que lo necesitemos.

Si pensamos por qué es tan importante hidratarse los primeros ejemplos que aparecen son:

💧Una adecuada hidratación facilita la oxigenación de las células cerebrales y hace mantener al cerebro en alerta

💧La hidratación del cuerpo es importante para transportar hidratos de carbono, proteínas, vitaminas, minerales y otros nutrientes esenciales, así como oxígeno, a las células

💧Para eliminación de residuos o sustancia de deshecho de las células producidas en los procesos metabólicos, permitiendo una función química celular adecuada

💧Es fundamental en la digestión de los alimentos

💧Los líquidos son importantes para el funcionamiento del corazón.
Es esencial para mantener la tensión arterial dentro de unos límites saludables.

💧Una buena hidratación mejora el funcionamiento de los riñones como eliminadores de residuos a través de la orina

💧Entre un 70 y un 75% del músculo está compuesto de agua. El mantenimiento de un balance adecuado de agua es esencial para un funcionamiento óptimo de los músculos y un buen rendimiento físico.

💧Una adecuada hidratación ayuda a humedecer los tejidos del cuerpo y a preservar la elasticidad, suavidad y color de la piel

 

¿Me estoy hidratando bien?

Esa es la pregunta más habitual. Tranquila, nadie se deshidrata de golpe 😉 Pero es verdad que la teoría nos  la sabemos muy bien, pero ¿cuánto la aplicamos?

Normalmente no bebemos la cantidad de agua que necesitamos y acabamos sustituyéndola por bebidas azucaradas o gaseosas. Y eso pasa factura a nuestro cuerpo. Puede que en el supermercado encuentres té frío envasado y listo para tomar, pero recuerda que ni la calidad, ni la cantidad, ni las propiedades tienen nada que ver con nuestros tés. Por esa razón, te recomendamos que prepares tu propio té en casa con los tés y las infusiones de Tea and Be.

Ahora que viene una ola de calor ¡Tienes que estar preparado!  Por eso queremos explicarte cómo debes preparar tu infusión o té frío de Teandbe. De esta manera podrás variar el tipo de bebida sin perjudicar al cuerpo, al contrario ¡dándole más beneficios! Es muy sencillo y no te llevará más de cinco minutos

¿Cómo preparo mi té frío perfecto?

La preparación es muy sencilla y puedes hacerla de dos maneras:

 Preparando el té con agua caliente -como lo hacemos de forma habitual- y dejarlo reposar hasta que se enfríe. Una vez esté frío, añadimos los cubitos de hielo y ya está listo. Esta sería la forma más rápida de hacerlo.

Macerar el té en agua y ponerlo en la nevera entre 4-14 horas. Cuanto más tiempo macere, más intenso será el sabor. Esta es la mejor opción para disfrutar de un té frío. Te recomendamos que lo prepares en una jarra y lo vayas disfrutando durante todo el día.

 

En este segundo caso, la cantidad adecuada sería de una cucharada medidora o una de postre colmada por 250 ml de agua. Si deseas poner bastante hielo, te recomendamos que aumentes la cantidad en una cucharada y media. Pero esto te lo dejamos a tu gusto. Por otro lado, durante la maceración, el té no desprende tanta teína, debido a la temperatura del agua, y el sabor es más dulce y menos astringente.

Además, una vez preparado tu té, puedes darle tu toque especial añadiendo:

  • Verdes, blancos, oolong con zumos de frutas
  • Negros y puerh con leche animal o vegetal (arroz, avena, soja, coco, avellanas, almendras)
  • Rooibos quedan bien con todas las opciones

¿Cuándo lo vas a poner en práctica? 😉 ¿Por qué no nos lo enseñas etiquetándonos en una foto en instagram? Buscanos como @teandbe. Nos harái muchísima ilusión ver que os ayudamos en la tarea de hidratarse de forma sana.

Post relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies